Democratización de la educación

Windory Rivero

El origen de la Educación se viene dando desde la época de la conquista española hasta la declaración de la independencia en el año 1810, en ésta época el país tenía como nombre la Capitanía General de Venezuela, bajo el dominio español. La sociedad la integraban los blancos peninsulares, españoles que tenían derecho a ejercer cargos que representaban a la corona en las colonias, los indígenas y los negros, no eran libres, pues eran los esclavos de los grandes latifundistas.
En esta época no había como tal un sistema educativo, pues no consideraban esencial el estudio como un servicio público, y lo integraban con el estado- iglesia, los hijos de los blancos eran los únicos que tenían derecho a la educación, mientras que los indígenas, los adoctrinaban religiosamente para someterlos y dominarlos haciéndoles creer en el castigo divino. La educación tenía un carácter conservador, estaba prohibida la distribución de libros o escrituras, el que hiciera uso de esa práctica era castigado con pena de muerte.
Durante el proceso en busca de la independencia desde el 19 de abril de 1810, se empieza la construcción del Estado Nacional de Venezuela, en los cuales participaron una serie de personajes en busca de la soberanía, como es el caso de Juan Germán Roscio, Miguel José Sanz, Simón Rodríguez, Antonio Valverde, José María Vargas, Simón Bolívar entre otros, estos personajes promueven a mantener una serie de ideas cuestionadoras del tradicional orden educativo heredado de la invasión española.
Simón Bolívar, percibió en la educación el mejor y más adecuado instrumento para lograr la emancipación americana, sin embargo, en el proceso de independencia se adelantó muy poco en el aspecto educativo, los esfuerzos hechos se derrocaron con la caída de la tercera república y muerte de nuestro libertador. Las oligarquías conservadoras volvieron a adueñarse del poder, siguió la esclavitud y la educación continúo siendo instrumento de dominación de la nueva oligarquía.
El 27 de junio de 1870 Guzmán Blanco, dicta el primer decreto de instrucción pública, en 1881 se establece la ley del Ministerio de Instrucción, y en 1883 se anuncia el decreto sobre la instrucción superior y científica. Seguidamente en 1936, durante el gobierno de Eleazar López Contreras se realiza el primer proyecto de ley de educación, el cual no se concreta por razones de inseguridad política.
Por consiguiente, en 1948 las Naciones Unidas en un foro mundial declara la educación como un derecho para todos los seres humanos. En Venezuela se reforma la ley para establecer ese principio mundial, durante el gobierno de Rómulo Gallegos, pero en 1949 es derogada la ley de educación, siendo sustituida por el estatuto provisional de educación, bajo la junta de gobierno presidida por Carlos Delgado Chalbaud.
Para continuar, el 26 de julio de 1980 se anuncia la primera Ley Orgánica de Educación, durante el gobierno de Luis Herrera Campins, finalmente, el 13 de agosto de 2009 se promulga la Ley Orgánica de Educación del Sistema Educativo Bolivariano, ésta ley establece pleno derecho a la educación pública gratuita y obligatoria y actualmente se establece como un deber social e irrenunciable del Estado según la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
Nuestro país solamente contó durante el período colonial con un instituto de educación superior: la Universidad de Caracas, actualmente la Universidad Central de Venezuela fundada en 1721, la segunda universidad creada es la Universidad de Los Andes, fundada en 1785 por el Obispo de Mérida Fray Juan Ramos de Lora en condición de casa de estudios, que elevada luego a Seminario, habría de convertirse en Instituto Universitario. En 1810 se eleva a Universidad bajo el nombre de “Real Universidad de San Buenaventura de Mérida de los Caballeros” y es en 1883 cuando se le da el nombre de Universidad de Los Andes. En 1953, se crea la Universidad Santa María como la primera universidad privada del país.
El presidente Nicolás Maduro, refirió recientemente sobre la necesidad de crear una universidad del siglo XXI, que sea autónoma, popular, democrática y humanista, y que desarrolle el conocimiento y la ciencia al más alto nivel. Además puntualizó que el Gobierno en estos últimos 15 años había dado ya un gran paso, al lograr que la matrícula universitaria pasara “de 894.418 estudiantes en el año 2000 a 2.630.000 en 2014, con la apertura de 31 nuevas universidades populares”. Sin embargo, no basta solamente con el incremento de la matrícula sino de cuantos estudiantes logran graduarse para garantizar el éxito y desarrollo del país y ciudadano. Es importante resaltar que el sistema universitario en Venezuela ha traído grandes avances pero a su vez no pasan por alto una serie de irregularidades como lo son por ejemplo la venta de cupos universitarios por parte de la corrupción que hay en varios centros de estudios, por lo cual, recientemente se inició una investigación exhaustiva por fiscales del Ministerio Público.
En nuestro país, el gobierno bolivariano ha venido implementando nuevas políticas de estado para darle a todos los ciudadanos diversas vías para obtener conocimientos, como por ejemplo los medios alternativos y comunitarios, dándole protagonismo y participación a las personas que una vez fueron excluidas, la creación de las misiones educativas como lo son la Misión Robinson, Misión Rivas, y la Misión Sucre que va de la mano con la Universidad Bolivariana de Venezuela. También es importante resaltar el programa de distribución de libros y útiles escolares en las diversas instituciones educativas del país y sin dejar de mencionar la distribución gratuita de computadoras a través del programa Canaima educativo, de la primaria, secundaria, ciclo diversificado y recientemente universitario con la entrega de tablets- Canaima y el incremento de becas para los estudiantes, son unos de los grandes logros del gobierno bolivariano.

Anuncios